APUNTE BIOGRAFICO

 

 

Juan de Juanes

 

 

Juan de Juanes, (1510-1579).

Pintor español, documentado entre 1510 y 1579, posiblemente originario de Valencia, fallecido en Bocairente (Valencia) mientras pintaba los retablos del presbiterio de la iglesia de la Asunción. Hijo de Vicente Masip, con el que se forma y de quien hereda la influencia de la pintura de Rafael, su auténtico nombre era Vicente Juan Masip.

Durante sus primeros años de actividad, sigue los modelos paternos, que quedan superados tras un supuesto viaje a Italia, donde se cree que estuvo en contacto con el círculo manierista de Salviati.

Con su padre colabora en una de sus primeras obras el Retablo de San Eloy, en el que se van a mezclar las influencias italianas y las flamencas. De esta primera época es igualmente su Concepción de la iglesia de la Compañía de Jesús de Valencia. Uno de sus temas de mayor éxito, es la Santa Cena de la que va a realizar numerosas versiones.

Su viaje a Italia pudo ser realizado entre 1558 y 1563. A partir de esta época su pintura se hace más vaporosa y trasparente, tendiendo hacia determinadas formas de manierismo y una repetición estereotipada de personajes. De este momento es el ciclo de pinturas dedicado a San Esteban, destinado a la iglesia del mismo santo en Valencia, y hoy conservada en el Prado. Una de sus obras más interesantes es Las Bodas místicas del Venerable Agnesio, planteada a modo de santa conversación donde se mezclan la atmósfera propia de Leonardo y el sentido compositivo de Rafael. La composición es apaisada y está ordenada mediante un juego de triángulos, con un gran sentido de unidad. En el paisaje introduce las ruinas clásicas, mientras que en los rostros de las figuras utiliza el sfumato leonardesco.

Será un gran creador de imágenes devocionales que luego han calado en la cultura popular, siendo reproducidas innumerables veces. Este hecho ha llevado a que tenga una crítica desfavorable durante la mayor parte del siglo XX, considerándosele un creador de imágenes tipificadas, más que uno de los introductores de las nuevas tendencias renacentistas.

En sus Sagradas Cenas, muestra una inspiración leonardesca, cuya obra conoce mediante una reproducción de la época, así dispone las figuras girando en torno a la imagen de Cristo. Sin embargo, los gestos de los Apóstoles, proceden de obras de Rafael, reflejando un patetismo de signo manierista, que al no estar intelectualizado no impide la sencillez expresiva de la historia. Los Apóstoles no se van a agrupar de tres en tres, siguiendo el modelo de Leonardo, sino que se insertan de forma abigarrada en un espacio más reducido. El gusto por el detallismo propio de la pintura hispana, que sigue los modelos de la flamenca, se presenta en los objetos situados sobre la mesa donde se compone una autentica naturaleza muerta, mostrando las calidades de las cosas.

 

Texto extraído de: http://www.mcnbiografias.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies