APUNTE BIOGRAFICO

 

 

 

Edvard Munch

 

 

 

 

Ha sido un pintor y grabador noruego expresionista, su nombre ha sido  Edvard Munch, nacido en Loten, Noruega, el día 12 de diciembre de 1863.
La historia de este hombre es algo triste. Edvard ha vivido en familia durante muy poco tiempo, ya que su madre y una de sus hermanas han muerto siendo él muy joven y a otra de sus hermanas le han diagnosticado una enfermedad mental, y por último su padre, dominado por obsesiones religiosas, ha inculcado a sus hijos un profundo temor hacia el infierno. Por tales motivos es que Munch ha pasado una infancia con numerosas enfermedades, y es por ellos que se explica la oscuridad y el pesimismo de gran parte de las obras de Munch. 

Al llegar el año 1885, con algo de incentivo Edvard se dirige hacia Paris, en donde conoce los movimientos pictóricos más avanzados y comienza a admirar con devoción el arte de Paul Gauguin. Pero si bien era nuevo en este ambiente, Munch no ha tardado en crear su propio estilo. Este se basa en la acentuación de la fuerza expresiva de la línea, la reducción de las formas a su expresión más esquemática y hacer un uso simbólico, no naturalista, del color, y de ahí su clasificación como pintor simbolista.

Más adelante desde 1892 a 1908 Edvard vive en Alemania, y allí mismo en el año 1892 ha presentado una exposición que ha sido retirada por el escándalo que suscita y da pie a la creación de la Secesión Berlinesa. Pero al finalizar esta etapa, Munch regresa a Noruega, su tierra natal, donde recibe algunos encargos oficiales como lo son pinturas del paraninfo de la Universidad de Oslo y pasa sus últimos años en soledad.

Una de sus obras más importantes, ha sido “La niña enferma”, en la que evoca su experiencia personal con la muerte de su hermana, y donde ya aparece la desolada visión de la existencia que habría de marcar la mayor parte de su producción. Otra de ellas ha sido “El grito” , la cual ha llegado más adelante en el año 1893, en donde Munch describe la experiencia que lo llevó a pintar esta obra: “Caminaba yo con dos amigos por la carretera, entonces se puso el sol; de repente, el cielo se volvió rojo como la sangre. Me detuve, me apoyé en la valla, indeciblemente cansado. Lenguas de fuego y sangre se extendían sobre el fiordo negro azulado. Mis amigos siguieron caminando, mientras yo me quedaba atrás temblando de miedo, y sentí el grito enorme, infinito, de la naturaleza». 

Posteriormente, en los años 30 y 40 Munch sufre un disgusto, y ha sido responsabilidad de los Nazis, quienes han etiquetado su trabajo como “arte degenerado” y retiran sus trabajos de los museos alemanes. 

Finalmente Edvard Munch fallece en Ekely, cerca de Oslo, dejando más de 1.000 cuadros, 15.400 grabados, 4.500 dibujos y acuarelas y seis esculturas a la ciudad de Oslo construidas por el Museo Munch en Toyen en su honor.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies