APUNTE BIOGRAFICO

 

 

Genaro Pérez Villaamil

 

 

Genaro Pérez Villaamil, (1807-1854).

Pintor español; nació en La Coruña y murió en Madrid el 5 de junio de 1854. Hijo de un profesor de dibujo, tal vez militar de profesión, inicia sus estudios en la clase de su padre con sólo cinco años. Sus excepcionales dotes le permitieron convertirse en su ayudante con sólo ocho. Más adelante, se traslada a Madrid, presumiblemente con toda su familia, y cursará estudios de Bachillerato en el Colegio Imperial al tiempo que sigue la carrera militar. Con todo, la invasión de 1823, protagonizada por la venida de los Cien Mil Hijos de San Luis a España para restaurar el gobierno absoluto de Fernando VII, llevó al joven pintor a dejarlo todo para alistarse en el ejército, con el grado de subteniente, para luchar a favor del liberalismo. Herido y apresado en Sanlúcar la Mayor, es enviado a Cádiz, donde se restablece y sigue estudios oficiales en la Escuela de Bellas Artes de San Fernando de dicha ciudad. Posteriormente, se traslada a Puerto Rico en compañía de su hermano Juan, también pintor. Entre ambos, llevan a cabo la decoración del Teatro de San Juan de Puerto Rico y, posteriormente, permanecen en la isla trabajando como escenógrafos para el mismo teatro hasta 1833, fecha en la que regresan a España acompañando al barón de Cousir, para el que pinta acuarelas durante el viaje. La costumbre de acompañarse de un pintor, o al menos un dibujante, que hiciera la función de la actual cámara fotográfica era en cierta medida frecuente entre los viajeros pudientes que carecían de dotes para el dibujo. Así, Goethe, durante la etapa siciliana de su viaje a Italia, utilizó de los servicios del joven pintor alemán Kniep para ahorrarse el engorro de dibujar él mismo. De este modo, debió Pérez Villaamil pagar su pasaje de regreso con esta serie de bocetos y acuarelas pintadas para el barón francés.

Ya en España, este trabajo de pintor acompañante va a suponer al joven Pérez Villaamil un giro de gran importancia en su obra posterior: el viaje que lleva a cabo por la península con el viajero y dibujante escocés David Roberts la descubre la composición idealizada del paisajismo romántico, que después introducirá Pérez Villaamil en nuestra pintura.

En 1834, se establece en Madrid, donde pronto se abre camino: logra ser presentado a la reina regente y expone en la Academia, en la que ingresará al año siguiente, con sólo veintiocho años, tras entregar el cuadro Lavanderas del Manzanares. Son los años de irrupción del Romanticismo tras la censura férrea de la «década ominosa» que había precedido a la muerte de Fernando VII. Pérez Villaamil participa activamente en el mundillo artístico de Madrid: acude a la tertulia de El Parnasillo, colabora en el Semanario Pintoresco Español y, en 1835, forma parte del grupo de fundadores del Ateneo madrileño. Su reputación lleva a la reina regente a concederle la Gran Cruz de Isabel la Católica.

Su vinculación con la reina madre y con el sector más moderado del liberalismo, lo llevarán al exilio en 1840, fecha en la que los progresistas deponen a la reina María Cristina de Borbón como regente y, tras desterrarla, sitúan en el puesto de regente al general Espartero. Así, lo mismo que los Palmaroli, Pérez Villaamil busca asilo en el extranjero dejando en Madrid a su esposa, con la que se había casado el año anterior, y a su primer hijo. El exilio durará hasta 1842, fecha de la caída de espartero, y será aprovechado por Pérez Villaamil para visitar París, donde imprime La España Artística y Monumental, colección de litografías de monumentos españoles basados en sus propios cuadros y en obras de pintores como José Domínguez Bécquer, Cecilio Pizarro o Valentín Carderera, a los que acompañaban textos de Patricio de la Escosura que adolecen de todo cuanto el romanticismo español puede llegar a adolecer. La empresa fue costeada por el marqués de la Remisa, banquero, mecenas e introductor del daguerrotipo en España cuya labor cultural fue de gran importancia en los primeros años del Romanticismo. También visita Bélgica y Holanda. En otras partes, su don de gentes y la reputación adquirida en los años de Madrid la permiten acceder a los círculos artísticos y tratar a la alta sociedad, incluyendo las casas reales. En Bélgica llegó a concebir una idea similar a la de La España Artística, proyecto para el que llegó a dibujar algunas láminas como La Capilla de los Condes de Aerschot. Posteriormente, lleva a cabo varios viajes para pintar, tanto por España como por Italia e incluso Grecia.

A su regreso, se le concede la cátedra de paisaje en la Escuela Superior de Bellas Artes de San Fernando de Madrid en la que se le recordará por su escasa capacidad docente y lo caótico de sus clases. Falleció en Madrid a consecuencia de una cirrosis hepática.

Su obra se caracteriza por la mirada personal sobre el paisaje que quiere pintar, al que somete a una reelaboración según el gusto del Romanticismo. Así, encontramos entre sus cuadros algunos de tema oriental claramente fantaseados tales como Ruinas clásicas en las cercanías de Jerusalén. Del mismo modo, su escasa pintura histórica está teñida de fantasía y muestra el mayor interés del pintor por el ambiente que por la escena en sí. Es el caso del ambiente casi escenográfico de El Juramento de Álvar Fáñez Minaya. Por el contrario, su obra de tema español está marcada por la fidelidad al original, lo que presta interés arqueológico a la pintura. Es el caso de títulos como Catedral de Toledo en misa mayor, Interior de la Catedral de Sevilla, etc.

Dentro del ambiente artístico en que se movió, y además de Roberts, fue Eugenio Lucas «el Viejo», probablemente, la influencia más importante en la obra de Pérez Villaamil. En realidad, se trató de una influencia mutua que se plasmó circunstancialmente en la apuesta sobre cuál de los dos pintaría mejor un castillo en un roquedo en una sola noche. Los cuadros de ambos se conservan en la actualidad en el Museo Lázaro Galdiano de Madrid.

También se dedicó Pérez Villaamil a la pintura histórica (Álvar Fáñez Minaya después de la conquista de Cuenca) y de género (El viático en la posada).

 

Texto extraído de: http://www.mcnbiografias.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies