APUNTE BIOGRAFICO

 

Max Klinger

Max Klinger, pintor, grabador y escultor alemán, nacido en Leipzig en 1857. Inició su formación artística a temprana edad, estudiando en Karlsruhe, y posteriormente en Berlín y en París.

En un principio cultivó la pintura y el grabado, tal vez su mejor técnica de expresión. En ambas, optó por la representación de temas mitológicos y alegóricos, que revelan una imaginación inquieta y torturada gracias a los sorprendentes efectos que son capaces de mostrar. Es indudable que Klinger fue ante todo un virtuoso de la técnica: en el grabado consiguió matices y efectos de enorme riqueza, y en la pintura se mostró impecable.

A partir de 1894 Max Klinger abandonó la pintura y se dedicó de lleno a la escultura, donde consiguió obras de una calidad extraordinaria, como ya había ocurrido con sus grabados y sus lienzos. En escultura dejó un tanto el tono imaginativo y adquirió una estética realista, llena de fuerza, que puede apreciarse en la estatua de mármol policromado del compositor Ludwig van Beethoven, realizada entre 1899 y 1902 y conservada en el Museo de Leipzig, y en el busto de bronce del filósofo Friedrich Nietzsche, del Museo de Leipzig.

 

Texto extraído de: http://www.mcnbiografias.com

 

Max Klinger

ESCULTOR / PINTOR / DISEÑADOR GRAFICO

ALEMANIA (1857 – 1920)

OBRAS EN ESTA GALERIA: 28

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies