APUNTE BIOGRAFICO

 

 

María Izquierdo

 

 

 

 

Una de las más importantes artistas mexicano del siglo XX, María Izquierdo fue un distinguido miembro del circuito intelectual y parte de la Liga de Artistas y Escritores Revolucionarios (LEAR), que luchó contra el imperialismo. Su contribución a ese movimiento nacionalista fue realizado a través del retrato del folklore y las fiestas tradicionales; su trabajo se caracteriza por representar las tradiciones populares mexicanas.

María Cenobia Izquierdo Gutiérrez nació el 30 de octubre de 1902 en San Juan de los Lagos, Jalisco y pasó su infancia en Torreón, Coahuila.

Su corto matrimonio comenzó cuando ella tenía sólo 14 años de edad, madre de dos hijos, dejó a su marido y se divorció en 1923.

En 1928 se matriculó en la Academia de San Carlos de la Ciudad de México, donde estudió con grandes maestros como el escritor Manuel Toussaint y el pintor Rufino Tamayo, con quien vivió desde 1929 hasta 1933, y quien le enseñó la técnica de la acuarela. Las obras producidas por Tamayo e Izquierdo a finales de 1920 y principios de los años 30 dan fe de una estrecha relación profesional.

En 1928 se matriculó también en la Escuela Nacional de Artes Visuales. Sus primeros trabajos se dedicaron a retratar a su familia y amigos, como el aclamado por la crítica «Niñas Durmiendo», realizado alrededor de 1930, una pintura de su hija y su sobrina.
Más tarde, abrazó a algunos de los principios del surrealismo.

La fantasía y la soledad son temas recurrentes en sus pinturas, así como las escenas de circo. Su mundo es femenino, íntimo y secreto. Su obra es una biografía pictórica que refleja en metáforas dentro de los límites del papel.

En 1929 realizó su primera exposición individual, en la Galería de Arte Moderno de la Ciudad de México. Un año más tarde, se convirtió en la primera mujer en presentar su trabajo en los Estados Unidos, una muestra organizada por el Centro de Arte de Nueva York. Esta primera exposición fue muy comentado en publicaciones de la época y la introducción del catálogo fue escrito por Diego Rivera, Director en esa época de la Escuela Nacional de Artes Plásticas, Rivero define a María Izquierdo como una de las personalidades más atractivas del mundo del arte y uno de los mejores elementos de la Academia, catalogándola como un valor seguro y concreto.

Ese mismo año, el Museo Metropolitano de Arte presentó una exposición de pinturas mexicanas que incluyeron obras de Rufino Tamayo, María Izquierdo y Diego Rivera.

En 1948, María sufrió la parálisis de la mitad de su cuerpo, lo que le impedía mover su brazo derecho, pero ella continuó su prolífica carrera usando sólo su brazo izquierdo.

Murió en diciembre de 1955, en la Ciudad de México.

 

Texto extraído de: https://www.biografias.es

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

This site is protected by wp-copyrightpro.com