APUNTE BIOGRAFICO

 

 

 

Rafael Guastavino Moreno

 

 

 

 

Rafael Guastavino Moreno (Valencia, España, 1842 – Baltimore, Estados Unidos, 1908)

Fue un arquitecto y constructor español que desarrolló gran parte de su actividad en Estados Unidos, donde difundió un sistema constructivo de bóvedas de su invención.

Nacido de una familia con tradición musical y artística, uno de sus abuelos fue constructor de pianos y uno de sus tatarabuelos fue Juan José Nadal, el constructor de la arciprestal de San Jaime de Villarreal, pasó su infancia en Valencia, en un entorno arquitectónicamente muy rico, al lado de la catedral, se ha señalado la coincidencia en el tiempo con la restauración de la muy cercana Lonja de la Seda, que le habría dado la oportunidad de observar sus elementos constructivos.

Se formó en la escuela de maestros de obras de Barcelona, y en esa ciudad inició su trabajo y construyó la fábrica Batlló. En la cercana localidad de Vilasar de Dalt construyó el Teatro de La Massa, con una bóveda de 17 metros de diámetro por 3,5 metros de flecha y un óculo central de 4 metros de diámetro. Cuando el edificio se inauguró, el 13 de marzo de 1881, él ya había partido hacia los Estados Unidos, reuniendo dinero mediante una estafa de pagarés, lo que le imposibilitaba volver a España. Su irregular vida familiar había provocado que su esposa hubiese emigrado a Argentina con sus hijos mayores, mientras él se hacía cargo de su hijo menor.

Desde 1881 residió en Nueva York, donde, tras unos accidentados inicios se arruinó en el pánico de 1884, alcanzó el éxito gracias a la utilización de su patente (registrada en 1885) de un sistema de construcción de bóvedas derivado de la construcción tradicional en la zona mediterránea española (Cataluña y Valencia), conocido como bóveda catalana o bóveda tabicada, de ladrillo de plano; fue denominado en inglés Tile Arch System, Guastavino system o Guastavino tile («baldosa Guastavino»).

Centrado en esta actividad, constituyó la compañía Guastavino Fireproof Construction Company (destaca en el nombre la condición «a prueba de incendios» de sus materiales -había una gran sensibilidad por el tema tras los grandes incendios de Chicago -1871- y de Boston -1872-).

La participación de Guastavino en las obras consistía en el diseño y elaboración de las bóvedas. Se pueden apreciar en numerosos edificios emblemáticos de la ciudad de Nueva York como Grand Central Terminal, el Great Hall de Ellis Island, zonas del Metro, zonas del puente de Queensboro, catedral de San Juan el Divino, Carnegie Hall, Museo Americano de Historia Natural en Central Park Oeste, Templo Emanu El, iglesia de San Bartholomé en la Quinta Avenida, City Hall, Hospital Monte Sinaí, etc.) y en otras ciudades, la Biblioteca Pública de Boston, Museo Nacional de Historia Natural y Edificio de la Corte Suprema de Estados Unidos, ambos en Washington, etc.

Asesoró al empresario Eusebi Güell en el diseño de bóveda de la fábrica de Cemento Asland, construida en 1901 en Castellar de Nuch.

Al final de su vida había construido con el sistema que él mismo ideó 360 edificios en Nueva York, un centenar en Boston, además de edificios en Baltimore, Washington DC o Filadelfia.

Se retiró a su propiedad en Black Mountain, Carolina del Norte, llamada Rhododendron, actualmente considerada distrito histórico.

Su hijo menor, Rafael Guastavino Expósito (o Rafael Guastavino Junior, Barcelona 1873 – Nueva York 1950), también arquitecto, continuó con la empresa familiar.

El reconocimiento de su importancia para la arquitectura estadounidense le llegó muy tardíamente (sus primeras citas en libros de arquitectura son de los años 1970), gracias al movimiento por la conservación de los edificios emblemáticos del pasado de Nueva York que se estaban derribando o corrían peligro.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies