APUNTE BIOGRAFICO

 

 

 

Camille Pissarro

 

 

El pintor impresionista Jacob Abraham Camille Pissarro nació en la isla de Saint Thomas en las Antillas, en ese entonces pertenecientes a Dinamarca, el 10 de julio 1830; su padre era un judío francés de origen portugués, que tenía una floreciente tienda de partes para navíos en el puerto de Charlotte Amalie; mientras que su madre era dominicana. 

Con el permiso de la familia se trasladó a París en 1842 para estudiar en la Facultad de Passy Savary. Cinco años más tarde, terminados sus estudios, el joven Camille regresó a su tierra natal para ayudar a la familia en los negocios.

Durante cuatro años permaneció en Saint Thomas, trabajando con su padre como vendedor, pero su verdadera pasión era el arte. Pronto abandonó la isla y viajó a Nicaragua, donde ganó el dinero suficiente para viajar a Europa, vendiendo sus primeras pinturas.

En 1853 emprendió un largo viaje junto al pintor danés Fritz Melbye. Dos años más tarde decidió regresar a Francia, donde se estableció definitivamente en París. Allí continuó sus estudios artísticos, asistiendo a la Ecole des Beaux-Arts y a la Accademie de Suisse, donde profundizó el estudio de las obras de grandes artistas como Jean-Baptiste Camille Corot, Jean-François Daubigny y Gustave Courbet.

Durante los años de la Ecole y la Accademie, Pissarro conoció a Edouard Manet, Courbet y Corot, que le aconsejaron pintar al aire libre para conseguir un estilo único de pintura.

En 1859 expuso en el Salón, una de sus obras, «Montmorency», un paisaje. En los dos años siguientes se unió sentimentalmente a Julie Vellay con la que tuvo siete hijos, y conoció artistas famosos como Guillaumin, Suisse y Paul Cézanne, con quienes participó en numerosas exposiciones celebradas en el Salon des Refusés.

En 1866 por motivos económicos, el pintor dejó París y se trasladó a Pontoise, una ciudad que sería recurrente en sus pinturas.
Al año siguiente recibió el rechazo por parte del Salón de exhibir sus obras pero en 1868 consiguió participar con dos de sus obras paisajistas. En estos años participó en las reuniones entre artistas e intelectuales, celebrada en el Café Guerbois y en el local de Batignolles, para discutir sobre temas de arte.

Dos años después, Camille Pissarro se vio obligado a salir de Francia, debido a que los prusianos ocuparon su casa; todas sus obras fueron destruidas. El artista fue a vivir a Londres, donde pintó numerosas vistas y paisajes de Norwood y Londres. Muchas de sus pinturas fueron exhibidas en la Galería londinense de Paul Durand-Ruel. Durante su estancia en Londres, Camille Pissarro casó con su compañera Julie Vellay.

En 1871 el artista regresó a Pontoise, en Francia; pero las dificultades económicas que enfrentó fueron muchas, debiendo ser ayudado por clientes y sus principales coleccionistas como Arosa y Murar. Después de reencontrarse con sus amigos Monet y Guillaumin, tres años más tarde, el artista participó en la primera exposición impresionista.

En 1877 conoció a Paul Gauguin, con quien mantuvo relaciones laborales en Pontoise, durante los siguientes tres años. Cinco años más tarde se trasladó por un corto período de tiempo a Osny. Al año siguiente, su amigo Paul Durand-Ruel organizó su primera exposición, en la que fueron expuestos solamente sus dibujos. Después de haber estado durante un corto tiempo en Rouen, en 1884 el artista se instaló definitivamente en Eragny-sur-Epte.

En 1885 conoció a Paul Signac y a Georges Seurat, miembros del nuevo estilo artístico llamado puntillismo. El artista estaba fascinado por este nuevo lenguaje pictórico, hasta el punto de crear varias obras con esta nueva técnica a principios de los años noventa del 1800.

En 1886 conoció también a Vincent van Gogh y en años posteriores fue invitado a Bruselas para participar en la exposición Les XX y a París para asistir a la Exposición Universal de Georges Petite.

Pasó los últimos años de su vida en Bélgica a causa de sus manifiestas ideas anarquistas. Debido a una enfermedad en los ojos, también se vio obligado a pintar dentro de su casa.

De 1893 a 1900 sólo pintó en estilo impresionista. El tema de sus obras eran vistas de paisajes, calles y plazas de París. También representó la fachada del Museo del Louvre y del Sena. Camille Pissarro murió en París el 13 de noviembre de 1903, a la edad de 73 años.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies